Hasta siempre, Pawnee

parksblog3

Ha llegado el momento. Ese que todos los fans de Parks and Recreation temíamos y a la vez esperábamos. Ese momento que ya advertí que se acercaba  en la entrada de 10 razones para ver Parks. Y es que sí… esta serie se ha acabado después de siete temporadas y más de cien episodios que nos han hecho reír y llorar. Y como no podía ser de otra manera, lo ha hecho de una manera perfecta.

[A partir de aquí, spoilers]

 

 That’s all I want. All of these people in the same place at the same time.

Mentiría si dijera que no tenía un poco de miedo cuando he comenzado a ver el doble episodio titulado ‘One Last Ride’ (dándonos en los sentimientos desde el mismísimo título), y es que mi anterior experiencia despidiendo una sitcom fue la de How I Met Your Mother… ¿Recordáis aquella experiencia? Entenderéis entonces por qué tenía un poco de miedo al enfrentarme a este final. Pero, curiosamente, también tenía más confianza en esta serie a pesar de que llevo mucho menos tiempo “conociéndola”. Esto se debe probablemente a que aunque no haga ni un año que la vi a modo de maratón, haya sido testigo de cómo ha sido una serie mucho más constante y regular que HIMYM, que se alargó innecesariamente y no supo mantener el nivel a lo largo de todas sus temporadas. Por ello, confiaba en que esta no me fallaría. Y así ha sido.

 

A pesar de que toda esta séptima temporada ha tenido un aroma a despedida desde el principio, este último doble capítulo era el adiós definitivo, y ha sido lo que todo fan querría ver cuando toca despedirse de una serie. Durante cuarenta minutos, vemos cómo Leslie junta a todo el grupo para hacer por última vez el trabajo que una vez hicieron todos, y poco a poco se va despidiendo de ellos. Así, a modo de flashbacks nos enseñan qué les pasa a los personajes uno por uno en distintos momentos del futuro, como a personajes secundarios como Jean-Ralphio o Craig. Pero sobre todo a nuestros personajes principales, como Donna, que decide destinar parte de su dinero a abrir una organización con su marido para enseñar a los niños (sin olvidar ese detalle de que tenga en su teléfono a April como “la sobrina de Satán”). April y Andy, una de las parejas más raras y adorables de la televisión, deciden tener un hijo y llamarlo Burt Snakehole Ludgate Karate Dracula Macklin Demon Jack-o-Lantern Dwyer… abreviado como Jack (no perdáis detalle tampoco del pequeño “Star-Lord” que aparece en la puerta de la pareja en Halloween, una clara referencia a Guardianes de la Galaxia). A Tom empiezan yéndole las cosas muy bien, pero pronto se arruina por completo, aunque eso no le hunde, y de hecho gracias a esa experiencia se convierte en un “gurú del fracaso” y acaba publicando varios libros. Garry/Jerry/Gary/Larry/Terry/Gerald (y alguno más que seguro que me olvido) es elegido como alcalde en numerosas ocasiones, y vive una vida plena hasta morir en su cumpleaños número cien, al lado de su mujer (“They spelled his name wrong on the tombstone” -“Eh… Close enough“). De Ron sabemos que deja su trabajo y, después de pedir el consejo de Leslie (algo que no podría alegrarla más), consigue con su ayuda un trabajo como jefe de los guardabosques del parque nacional que consiguieron abrir en Pawnee (“When do I start?” -“Oh, today. I already accepted for you“). Y finalmente, Ben y Leslie. La pareja que a tantos nos ha conquistado y que amamos se ve puesta de nuevo en una encrucijada cuando a ambos les ofrecen presentarse como candidatos a Gobernador de Indiana (donde se encuentra Pawnee). Pero de nuevo, consiguen solucionarlo de manera perfecta, dejando Ben que sea Leslie, la cual había soñado con ese trabajo desde que era pequeña, la que se presente (y obviamente gane) como candidata. Pero después de todo eso, la mayor sorpresa y golpe emotivo de todo el capitulo está por llegar, y es que Ann y Chris hacen su aparición estelar después de que dejaran la serie (y Pawnee) en la temporada anterior, en una breve pero emotiva escena. De vuelta al “presente”, los personajes se despiden haciéndose una foto en grupo, y con Leslie asegurándole a Ben que “está preparada”; para irse de Pawnee, para dejar atrás lo que ha sido tan importante para ella y avanzar… Y, en definitiva, preparada para despedirse.

parksblog

No se me ocurre una manera más perfecta para decirle adiós a estos personajes a los que amamos, que viendo qué les depara el futuro, y sabiendo que vivirán momentos duros pero también otros maravillosos, exactamente igual que durante el resto de temporadas. Porque para recordar este final, no hacía falta un gran giro de trama final que nos dejara con la boca abierta, ni explotar el lado más dramático posible.

Sólo me queda dar las gracias a esta serie por hacerme tan feliz, por hacerme reír y llorar, por hacer que me olvidara de todo durante 20 minutos cada vez que ponía un capítulo… Y, sobre todo, por darme unos personajes y una historia que nunca olvidaré.

¡Larga vida a Pawnee!

 

 

Anuncios

Un comentario en “Hasta siempre, Pawnee

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s