Reseña: InFAMOUS: Second Son

infamousblog

Después de meses y meses de espera, por fin ha llegado a nosotros uno de los juegos más esperados de la “next-gen” (que en realidad de “next” ya tiene poco), y tras el criticado catálogo de salida de la consola, se puede decir que tenemos el primer gran juego de Playstation 4.

Tras jugarlo dos veces, como manda la tradición con InFAMOUS (uno con karma bueno y otro con el malo), por fin puedo decir que es un JUEGAZO. Y para analizarlo, voy a tomar prestado el modo Kármico del propio juego para sacar a relucir los defectos y cualidades de este título. Lo haré sin spoilers de la historia, aunque si queréis jugarlo sin saber NADA, guardad la entrada para cuando lo hayáis jugado.

 

Karma del BIEN

Los poderes. Una de las cosas que más destacaría de este juego, es que el lema “Enjoy your power” (disfruta de tu poder) que acompañaba a la campaña de publicidad del juego nunca había sido más acertada. Si con los anteriores inFAMOUS ya nos divertíamos siendo un superhéroe (o supervillano), en este juego realmente nos metemos en la piel de Delsin y llegamos a disfrutar de sus recién adquiridos poderes tanto como él. Cada vez que aprendemos un nuevo ataque o mejoramos un poder, nos vamos volviendo más letales y el protagonista lo disfruta cada vez más, al igual que nosotros.

Además, me ha parecido que los poderes que íbamos aprendiendo estaban bastante equilibrados. Si bien uno de los poderes era mejor para moverse por la ciudad, otro era letal en el ataque principal, otro muy útil para distancias largas, o mortífero en el ataque cuerpo a cuerpo. De todos ellos, me quedo con el poder de Neón, que si bien no tiene el ataque más poderoso, es genial para reducir enemigos con el Karma bueno, y perfecto para moverse por la ciudad de Seattle.

Los gráficos. A algunos les parecerá obvio que destaque esto, pero creedme, no es tan obvio. Porque no sólo se trata de un juego con buenos gráficos, como podemos encontrar muchos en este momento de la industria, si no que se trata de una cosa espectacular a la que ninguna descripción ni visionado le hace justicia, excepto el jugarlo en persona. Todos los escenarios están cuidados al detalle, pudiendo ver la calidad que los gráficos tienen por ejemplo cuando el personaje sube a escenarios altos y aun así el fondo no se difumina en absoluto. Los movimientos de los personajes, las motas de polvo o humo en el aire cuando hacemos un ataque, el movimiento del chaleco de Delsin… Increíble.

Fiel al estilo. Una de las cosas que me encantaron fue que se mantuvieran fieles al estilo de los anteriores inFAMOUS. La estética cómic al relatar algunas partes de la trama era una de las cosas que más me gustaban de los dos anteriores juegos, y aquí lo ha mantenido.

Los hermanos. La historia entre los dos hermanos, ya enfrentados al inicio de la historia por el trabajo de Sheriff del mayor y la actitud gamberra del menor, me conquistó desde el primer momento. Qué queréis que os diga, soy débil y las historias entre hermanos me ganan fácilmente, pero además aquí la desarrollan de forma genial. Desde el principio, el mayor no está muy a gusto con los nuevos poderes de su hermano, pero aun así le ayuda en su viaje por Seattle, y somos testigos de algunas escenas muy bonitas, pero sobre todo de los piques entre hermanos: bromas, tomaduras de pelo, chantajes emocionales… Cada escena o llamada de teléfono entre ellos no tiene precio.

Integración con el mando. Si algo diferencia este juego de los anteriores, es la integración con el nuevo mando de Playstation 4, que me ha parecido una genialidad. Por un lado, tenemos el modo de pintar graffitis, para el cual tenemos que usar el mando como si de verdad fuera un bote de pintura (de forma vertical), lo cual me pareció increíble; puede parecer una tontería, pero esos pequeños detalles se agradecen a la hora de sumergirse en el juego. Por otro lado, muchas de las acciones (como absorber los poderes) se hacen con la pantalla táctil; el color de la luz del mando (tan criticada por mucha gente pero que a mi no me estorba en ningún momento) varía según el grado Kármico en el que te encuentres, de modo que no solo variará entre el azul y el rojo según el camino que escojas, si no que también variará la intensidad de la luz conforme vayamos avanzando en la historia; algunos sonidos, como los del móvil de Delsin o el bote de pintura al moverlo, salen del propio mando.

Delsin Rowe. Cómo no destacar al carismático conductor al que acompañamos durante el juego. Y es que el protagonista de un juego puede caerte mejor o peor, pero cuando nos encontramos con personajes como Delsin, el juego se engrandece. No sólo disfrutamos de sus poderes con él, y aprendemos a querer a Reggie a pesar de que no sea perfecto, igual que él, si no que yo esperaba cada comentario suyo, cada diálogo y cada interacción con los demás personajes. A destacar, los chistes (bastante malos, como a mi me gustan) que se saca de la manga en los momentos más inoportunos (o los más oportunos, según se mire).

Chalecos. Esto a alguna gente le parecerá una tontería, pero a mi estos detalles me encantan, y el poder personalizar el chaleco de Delsin con distintos modelos, me encanta. Conforme avanzas, el chaleco ya de por sí va cambiando con el nivel Kármico, pero además se van desbloqueando otros modelos (algunos geniales) conforme hacemos misiones secundarias, lo que nos permite vestir a Delsin como queramos. Mi chaleco favorito: el de el lobo.

 

Karma del MAL

Duración. Tras alabar todas las cualidades de este juego, que son muchas, hay que decir que aunque sea un juego increíble, no es perfecto. Y uno de sus mayores fallos es la duración. He leído algunas estimaciones que dicen que dura 10, otras 12 y algunas que menos de 8, pero sea como sea, lo cierto es que la historia principal se hace bastante corta. Y ya se sabe que cuando lo estás pasando bien, ¡no quieres que termine!

Misiones secundarias repetitivas. Aunque aquí tengo que aclarar que, cuando estaba haciendo la partida al 100% (esto es, TODAS las misiones secundarias, recoger todos los fragmenos, etc), no se me hizo en ningún momento pesado. Aun así, sí que es cierto que las misiones secundarias son algo repetitivas. Hacer graffitis, destruir cámaras, encontrar espías… Todo eso es divertido de hacer la primera vez, pero probablemente no vuelva a completar otra partida al 100%.

¿Diferencia entre Karmas? Si algo esperaba de los distintos Karmas, eran más diferencias, pero lo cierto es que no ha habido demasiadas. Sí que es cierto que el personaje cambia su actitud y obviamente sus acciones según lo que elijas, pero no hay una diferencia marcada en la mayoría de elecciones. Sólo hubo dos grandes diferencias que observé entre los dos Karmas: una misión en la que eliges si afrontarla en Karma del bien o del mal, y las cuales son dos misiones totalmente diferentes, y el final, que es completamente distinto según el Karma que hayas jugado. Pero aparte de eso, las demás diferencias son detalles. Eché en falta algo más de enemistad entre los hermanos en el Karma del mal, o más misiones para elegir entre Karmas.

Final apresurado. El final me dejó completamente fuera de juego. Y no me refiero al final-final, la última escena y demás, si no a la escena en que acababa la batalla final. Situación: estamos luchando contra el boss final, estamos a punto de matarlo, y por fin, ¡si! Lo conseguimos, dejamos de tener el control sobre el personaje y empieza la cinemática… Y después de unas palabras, se corta y se resume todo lo que pasa a continuación en formato cómic. Y si antes ya decía que, el que hayan mantenido esas escenas en estética cómic me había encantado, también tengo que decir que me decepcionó un poco que resolvieran toda la escena final así. Sí es cierto que no es lo último, pero aun así podían habernos dado un poco más de cinemática.

No hay mucha relación con Cole. Algo que había esperado en cada conversación, eran las referencias a Cole McGrath o a los sucesos de inFAMOUS e inFAMOUS 2, pero lo cierto es que no hubo demasiadas. Sí es cierto que hay un conjunto de misiones aparte del juego principal llamadas “El legado de Cole” (que me parece que es exclusiva a la edición especial), pero esperaba más referencias o menciones en la historia principal a lo sucedido en los anteriores juegos.

No se pueden saltar escenas. Aunque esto es una tontería que no afecta en nada a la calidad del juego, es algo que me molesta un poco, cuando en los juegos no se pueden saltar las cinemáticas. Es algo que, obviamente, no voy a hacer nunca la primera vez que juego, pero cuando estoy en mi tercera partida sí que me gustaría poder saltar algunas escenas e ir directa a la acción. Pero vuelvo a repetir, es sólo un detalle.

 

Nota: 8’5/10

 

Y hasta aquí mi análisis del juego. ¿Me ha gustado? No, me ha encantado. ¿Lo recomiendo? SÍ. ¿Merece la pena? De nuevo, SÍII. No se si esa nota será de las que bajen conforme pase el tiempo, pero yo por lo menos me lo he pasado en grande jugando, y aún sigo pasándomelo en grande volviendo a jugar aunque ya haya sacado el platino.

 

Anuncios

Un comentario en “Reseña: InFAMOUS: Second Son

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s